EL TRANSEÚNTE INMÓVIL - LA PERSPECTIVA URBANA EN EL CINE

El cine, esa maravillosa 'linterna mágica', en poco más de un siglo ha iluminado varios aspectos de la sensibilidad y el desarrollo humanos. Y uno de los más esenciales, poco explorado hasta el momento por la crítica especializada, ha sido la manera en que el séptimo arte redescubrió la polis, los diversos espacios urbanos que muchas veces no solo han servido de escenario, sino que han tenido voz propia en diversos films.
En El transeúnte inmóvil, Néstor Tirri analiza, a partir de un cruce entre enfoques antropológicos y principios de la semiología, el paralelismo histórico que siempre existió entre ciudad y cine. Más que indagar un determinado paisaje urbano en determinada coyuntura histórica -por ejemplo, París bajo la ocupación nazi-, rescata miradas inéditas sobre centros urbanos precisos: Roma, Milán, Berlín, México, Nueva York, que veremos por primera vez bajo su óptica.
Por otro lado, también se permite explorar [a índole estético-filosófica de ciertas ciudades ficticias o 'imposibles' (o metafísicas), como las de Fritz Lang, Tarkovsky, Fellini y -en cierto sentido- incluso la del propio Bergman. Y también los lazos que en el cine vinculan a ciudades como Venecia o Buenos Aires con la literatura: los laberintos de Borges, las galerías de Cortázar, las urbanizaciones intangibles de Calvino. En suma. El transeúnte inmóvil, con la guía sensible y erudita de Néstor Tirri, se convierte así en una magnífica travesía para todos aquellos que aman y sueñan viajar por el caleidoscópico mundo del cine.