LACAN CON JOYCE

De Pichón a Lacan, pasando por Miller y volviendo.

De Freud, otra vez Lacan y quizás Borges, un giro más y otra vuelta, pero siempre Maeso.

Con sus trazas, con sus preguntas, con sus búsquedas, donde cada uno puede enlazar las suyas dejándose llevar por los tiempos de la danza.