TODO EL MUNDO ES LOCO

El seminario “Todo el mundo es loco”, cuyo título original es: Nullibiété. Tout le monde est fou, es un curso que se inserta en la serie de aclaraciones hechas por Miller sobre la ultimísima enseñanza de Lacan, le tout dernier Lacan.Se trata de un texto de varios tiempos, y su comienzo ―si debemos creer en la linealidad― se abre con la frase “en los tiempos que corren”, par les temps qui courent, como para indicar que hay más de un tiempo en el tiempo y que habrá más tiempos en el seminario: los tiempos del declive del gran Otro a los que le seguirán los tiempos de las brumas del reino de las cantidades y de la cifra como garantía del ser.El entrelazamiento de los tiempos constituye un seminario que se despliega como la historia de un lento deslizamiento a través de ―pero no solo― una serie de imposturas: la del cognitivismo, la del número como poder cuantificador que avasalla todo tipo de vínculo social y, finalmente, las grietas imperceptibles que el discurso por excelencia, el de la ciencia, va imprimiendo en el sentido común hasta llegar a la conclusión ―ampliamente aceptada― de que es preferible un ser humano que se asemeja a una máquina que se descompone en sus mínimas partes, en vez del sujeto excéntrico como el que promulga el psicoanálisis: un sujeto único que no puede ser comparado con otro.